Pinguin

Pingüino 2.0 – Google revalora los backlinks

Con la última actualización de Pingüino, Google ha causado cierta inquietud entre los administradores y propietarios de los sitios web. Tras haber introducido la evaluación de los enlaces entrantes con las anteriores actualizaciones de Panda y Pingüino, los nuevos criterios para los backlinks parecen ser aún más rígidos y estrictos.

Optimización externa para motores de búsqueda (SEO)

Durante mucho tiempo el número de backlinks parecía ser decisivo para la optimización de una página web dando lugar a un auténtico mercado para los backlinks. Algunas empresas SEO ofrecían y siguen ofreciendo la compra de backlinks, a través de los cuales el propietario del sitio web supuestamente puede mejorar la posición de su página en los resultados de Google. Se crearon las denominadas páginas satélite con la única función de elevar el número de backlinks a la página principal del cliente. La lucha firme de Google contra esta práctica ilícita dió lugar al caso de BMW que ganó notoriedad en el año 2006 cuando la página fue metida en la lista negra de Google y su ranking se puso a cero. BMW había intentado previamente colocar las llamadas ‚páginas puerta‘ repletas de palabras clave para subir en los resultados de búsqueda e incrementar el tráfico a su página de coches usados. (ver BMW given Google ‘death penalty’)

El abuso por enlaces fraudulentos

Con las últimas actualizaciones Google vigila aún más los enlaces entrantes. En un contexto relevante los enlaces procedentes de páginas bien posicionadas pueden resultar en un mejor posicionamiento del sitio al que apuntan. La novedad es que ahora los enlaces malos influyen negativamente en los resultados de búsqueda. Esta estrategia presenta ciertos problemas ya que por lo general el propietario del sitio vinculado no controla